¡Hola viajeros! Situado en el sur de la región de Moravia, junto a la frontera austriaca, se encuentra uno de los tesoros de la República Checa. El majestuoso pueblo de Mikulov destaca tanto por su perfecta conservación medieval como por el tradicional vino moravo famoso en toda la zona.

Visita a Mikulov, descubriendo el vino moravo

Si todo esto lo juntas en uno de los pueblos más bonitos de la zona convierten en obligada una visita a Mikulov, el que probablemente sea el pueblo vinícola más atractivo de Moravia. La belleza que ofrece este increíble pueblo es digna de admiración, en pocos sitios es tan fácil poder viajar al pasado mientras paseas por sus calles que en este lugar de la República Checa. Comenzamos con este post sobre qué ver en Mikulov.

 VER TODOS LOS POSTS DE REPÚBLICA CHECA

Historia de Mikulov

Mikulov siempre ha tenido una gran importancia estratégica. Desde que su imponente castillo fue construido en el siglo XIII sobre una rocosa colina sirvió para vigilar los carromatos cargados de sal y ámbar provenientes de otras partes de Europa. Sin embargo, su principal cometido era controlar la frontera austriaca que se encuentra a escasos kilómetros.

De hecho, en esta fortaleza se instalaron dos de las familias más poderosas de Europa durante varios siglos. En el siglo XIII fueron los Liechtenstein, cuyo gobierno dejaron posteriormente en manos de los Dietrichstein en el XVI.

Historia del pueblo de Mikulov

En el siglo XVIII Mikulov, a pesar de ser una pequeña localidad que bien podría pasar desapercibida, sufrió la guerra de los 30 años y el castillo fue incendiado por los suecos, siendo reconstruido posteriormente.

La fortaleza también acogió a Napoleón en 1805 tras la batalla de Austerlitz donde negoció la paz, así como a Federico de Prusia y el zar Alejandro de Rusia; también se firmó el armisticio tras la guerra entre Prusia y Austria en 1866.

En la Segunda Guerra Mundial sufrió la ocupación nazi, quienes en su retirada destruyeron gran parte de la fortaleza, y posteriormente fue reconstruido. Con los años vuelve a ser un acogedor y tranquilo pueblo que merece mucho la pena visitar si tu viaje te lleva hasta la región de Moravia.

Moravia del sur

Cómo llegar a Mikulov

Este precioso pueblo se encuentra en la región checa de Moravia del sur, casi en la frontera con Austria. La mejor opción para visitarlo es alquilar un coche e incluirlo en la ruta que hagas cerca de Brno, pues solo lo separan 50 km de esta ciudad; aunque si quieres ir directo desde Praga la distancia a recorrer es de 250 km y tardarás sobre unas 3 horas. Aunque el tren siempre es una muy buena opción en el país, para llegar a Mikulov desde Praga habría que hacer varios traslados y es dificil encontrar buenas conexiones para realizar el viaje en un mismo día.

Desde Brno llegar a Mikulov es mucho más sencillo, hay autobuses que salen cada hora por unos 3€ hasta esta localidad.

El pueblo vinícola de Mikulov

Qué ver en Mikulov

Puede parecer que no hay nada para hacer en un pequeño pueblo como Mikulov aparte de visitar su castillo; sin embargo, habría que dedicarle casi un día entero para ver todo lo que puede ofrecer este lugar.

Plaza Mayor y Centro Histórico

El mejor sitio para comenzar la visita a Mikulov es su Plaza Mayor, uno de los atractivos de este pueblo. En ella se encuentra el Ayuntamiento y la oficina de turismo, donde podrás encontrar más información sobre la ciudad. Además está rodeada de casas con unos coloridos tonos entre las que destaca una con la fachada esgrafiada. También aquí se encuentra la habitual Columna de la peste o de la Trinidad, algo que se puede apreciar en casi todos los pueblos y ciudades de la República Checa.

Plaza Mayor de Mikulov

A poca distancia de esta plaza hay otros ligares de interés como las iglesias de San Juan Buatista y la de San Václav, así como la Casa de los Cañones o el mausoleo de la familia Dietrichstein.

Castillo

Hoy en día, a pesar de todo el historial militar que ha tenido la fortaleza a lo largo de los siglos, las funciones del castillo de Mikulov son muy variadas y ninguna tiene que ver con la guerra. En su interior se encuentra una gran bodega que guarda impresionantes objetos utilizados en la ciudad en siglos anteriores, una antigua librería y el Museo Regional de Mikulov. También se realizan catas de los mejores vinos de la región.

Jardines del Castillo

Aquí tienes un enlace a la página web del castillo para ver horarios y precios por si queréis visitar su interior.

Barrio judío

La comunidad judía estuvo muy desarrollada durante muchos años en Mikulov, donde llegaron a construir hasta 12 sinagogas. Actualmente las pruebas de este legado se reflejan principalmente en el inmenso cementerio judío que alberga más de 4.000 tumbas. También se puede visitar una sinagoga que fue construida en 1550, en cuyo interior hay una exposición sobre la comunidad judía de Mikulov.

Colina Santa

Este espectacular mirador ofrece, sin duda, las mejores vistas de la ciudad. Según nos contaron allí, la sencilla iglesia que hay en esta colina se convirtió en el primer lugar de peregrinaje del país. Sin embargo, también descubrimos que antes de ser nombrado como tal se realizaban en esa colina festivales paganos, por lo que se construyó la iglesia de San Sebastián en lo alto de la misma para acabar con estas prácticas.

Colina Santa

Para subir hasta allí hay que recorrer un empinado sendero por una ruta que atraviesa un bosque, donde nos encontramos varias esculturas de un vía crucis en cuevas a lo largo del camino. Todo el esfuerzo merecerá la pena cuando llegues a la cima y contemples las vistas de Mikulov, las mejores que se pueden conseguir.

Vistas desde la Colina Sagrada

El vino de Moravia

Igual que en toda Bohemia la cerveza es uno de los principales atractivos, en la región de Moravia lo mismo pasa con el vino. Sobre todo en el sur abundan los viñedos y se acostumbra a viajar hasta allí para disfrutar del vino.

Como dice el título de esta entrada, merece la pena descubrir el vino de Moravia. Además de las catas de vino comentadas anteriormente que se realizan en el castillo, en todo el pueblo hay repartidas gran cantidad de bodegas y otros locales para degustar el tan valorado vino moravo.

Vinarké Centrum

En mi caso llegué buscando refugio de la lluvia a un local llamado Vinarské Centrum, al lado de la plaza principal, que después descubrí que es uno de los mejores salones de catas para degustar el vino de esta región. Allí probé una copa de vino blanco por menos de 1€ y ni decir tiene que, aunque no me considero un experto en vino, estaba riquísimo. Tienen gran variedad de vinos y prácticamente todos a esos precios para probarlos.

Vino de Moravia

También es bastante famosa la ruta del vino de Mikulov, un circuito de 82 km que se suele hacer en bicicleta para visitar viñedos locales. El recorrido se puede realizar por tramos, llevando algunos de ellos a los famosos castillos de Valtice y Lednice que hay en las cercanías. En la oficina de turismo de Mikulov se puede encontrar toda la información sobre las rutas y el alquiler de bicicletas. Para los amantes del vino seguro que merece mucho la pena.

Aquí termina este post sobre mi visita al pueblo vinícola de Mikulov. Por la República hay varios lugares que sorprenden como este y merece la pena visitar alguno de ellos si tu viaje lo permite. wink

Si tienes cualquier duda puedes escribir abajo en los comentarios y te contestaré lo antes posible. ¡Ah! Y no olvides seguir mis viajes en Instagram , Facebook , Twitter o Youtube . 

AHORRA Y ORGANIZA TU VIAJE CON ESTOS ENLACES

Skyscanner post

Civitatis post

Seguro Mondo post

Alquiler de coche Rentalcars Post

Guía Amazon post

Si tienes alguna duda, ¡pregunta en comentarios!