¡Hola viajeros! En este post vamos a visitar el lugar más famoso y fotogénico de Lituania, el castillo de Trakai; que además de haber tenido una gran importancia en la historia lituana durante la Edad Media, presume de ser el único castillo de toda Europa que se encuentra sobre una isla.

El castillo de Trakai, la joya medieval de Lituania

El castillo de Trakai es uno de los lugares más bonitos y emblemáticos que puedes visitar en Lituania. Esta fortaleza de ladrillo rojo, que parece sacada de un cuento, fue la antigua capital del país durante la Edad Media.

El castillo se alza en medio de un lago creando una de las postales más famosas del país. Para mí, este lugar junto con la colina de las Cruces, es una visita obligada si viajas a este magnífico país. ¿Preparado para conocerlo?

 VER TODOS LOS POSTS DE LITUANIA

Historia de Trakai

Primero voy a contarte de forma muy breve la historia de esta fortaleza. En sus inicios, el castillo de Trakai fue el lugar de residencia de los duques del Gran Ducado de Lituania. Todo empieza en el año 1320, cuando el duque Gediminas, abuelo del famoso Vytautas el Grande, hizo de Trakai la capital de su territorio.

Pero sería años más tarde cuando Kęstutis, hijo de Gediminas y padre de Vytautas, quiso reforzar las defensas de su territorio y comenzó la construcción del famoso castillo. En esta época, el Gran Ducado de Lituania era uno de los últimos territorios paganos de Europa y sufrían numerosos ataques por parte de los Caballeros Teutones que querían cristianizar estas tierras.

A principios del siglo XV, sería Vytautas quien terminó de construir y remodelar la fortaleza. Este duque es el personaje más famoso de la historia lituana, considerado un héroe nacional, él nació y vivió en Trakai.

Desde esta fortaleza, Vytautas el Grande gobernó uno de los mayores imperios europeos de la Edad Media, su nación se extendió desde el mar Báltico al mar Negro; y por ello, su castillo y más preciada residencia se convirtió en el símbolo del país.

La historia de Trakai

Tras la decisiva batalla de Grunwald, donde la alianza polaco-lituana derrotó de forma definitiva a los Caballeros Teutones, y trasladándose a Vilna la capital del Gran Ducado, el castillo de Trakai perdió su importancia defensiva, convirtiéndose en un lugar tranquilo que serviría de residencia de otros nobles lituanos y, años más tarde, también de prisión.

En el siglo XVIII la fortaleza fue desmantelada durante la ocupación soviética, y más tarde usada por los nazis como almacén de armamento. Durante estos años el castillo fue bombardeado, saqueado y destruido varias veces; y no sería hasta la década de 1960 cuando los soviéticos lo restauraron definitivamente, convirtiéndose en una de las principales atracciones turísticas de Lituania tal y como lo contemplamos en la actualidad.

Cómo llegar a Trakai

El famoso castillo y su maravilloso entorno natural rodeado de lagos son motivo suficiente para venir hasta este lugar, si a esto le sumas que se encuentra a tiro de piedra de la capital ya se convierte en una visita obligada.

Cómo llegar a Trakai

Trakai se encuentra a unos 28 km de Vilna, la capital del país, desde donde se puede llegar fácilmente, ya sea en transporte público, en coche de alquiler o contratando una excursión. Por lo que si vas a pasar unos días a la capital o preparas una ruta por los países bálticos, te recomiendo incluir este lugar en tu itinerario.

Aquí te comento las diferentes opciones que tienes para llegar hasta Trakai.

Desde la Vilnius Bus Station mediante las líneas 28 y 29, cuesta unos 2€ y llegan a Trakai en 45 minutos. Más información aquí.

Desde la Vilnius Railway Station, cuesta 1,7€ y tarda unos 40 minutos. Más información aquí.

Ten en cuenta que la estación está algo lejos del centro de Trakai, tendrás que caminar poco más de un kilómetro cruzando todo el pueblo por su calle principal hasta llegar al castillo.

Si vas en coche tampoco llegarás directo al castillo, en esta zona no hay ningún parking; pero a lo largo del pueblo si hay gran cantidad de aparcamiento, sobre todo según te alejas de la fortaleza. Hay mucha zona azul pero, como en el resto del país, con señales confusas sobre si hay que pagar en alguna máquina o no es necesario…

Intenta no ir a Trakai los fines de semana para poder pasear tranquilamente por el pueblo y que el lugar no parezca un parque turístico, recuerda que es el sitio más famoso de Lituania.

Qué ver en Trakai

Además del famoso castillo, en el pueblo de Trakai también hay algunos lugares interesantes que puedes visitar mientras vas caminando hacia la fortaleza.

Iglesia de la Virgen María

Fundada por Vytautas en la misma época que el castillo, una imponente iglesia que alberga una gran colección de arte eclesiástico.

Iglesia ortodoxa de Santa María Madre de Dios

Data del siglo XIX, y presenta un interior barroco.

Iglesia Trakai

Museo etnográfico caraíta

Sus exposiciones cuentan el origen de esta minoría turca, los caraítas, de los que te hablaré más adelante y que llegaron a Trakai alrededor del año 1400.

Castillo de la Península

Una fortaleza construida en el siglo XIV por el Duque Kestutis y del que solo se conservan algunas torres, un tramo de muralla y parte del foso; fue destruido por los Teutones y no se reconstruyó. Actualmente alberga un pequeño Museo de Historia de Trakai.

Si tienes la oportunidad de pasar un día completo en Trakai, no pierdas la opción de disfrutar de uno de los parques naturales más espectaculares de los países bálticos. Este lugar cuenta con más de 200 lagos que forman un paisaje de ensueño, y es el sitio ideal para practicar algo de senderismo, aquí tienes algunas rutas.

Parque natural de Trakai

Visita del castillo de Trakai

Sin duda, lo más espectacular del castillo es su prodigiosa ubicación, situado en este precioso parque natural lleno de lagos y bosques, y concretamente en una isla del lago Galvé. Pero la visita del interior también tiene algo de interés y, si tienes tiempo, con unas 2 horas tienes más que suficiente, es una buena opción para conocer más sobre la fortaleza.

Gracias a la gran reconstrucción que se realizó, los muros y torres interiores también cuentan con un aspecto genial, dejando fácil a la imaginación trasladarse a la fortaleza del medievo. A mí me encanta visitar castillos así que no me lo iba a perder por nada del mundo, ¡vamos a su interior!

Entrada Trakai

Para visitar el interior del castillo hay que cruzar el lago por dos puentes de madera y atravesar la puerta principal; aunque en invierno se puede ir andando incluso por encima del lago, ya que está completamente congelado; y si vas en verano te puedes encontrar recreaciones medievales en la fortaleza.

Precios: General 8€ / reducida 4€.

Horarios: Depende de la época del año. Los meses de marzo, abril y octubre de martes a domingo (10:00 a 18:00); de mayo hasta septiembre de lunes a domingo (10:00 a 19:00); y de noviembre a febrero de martes a domingo (09:00 a 17:00).

Más información en su página web.

Nada más entrar en la fortaleza aparece un patio donde antaño se celebraron centenares de mercados y juegos medievales. Aunque el interior no es tan espectacular ni llamativo como su exterior, es fácil dejar correr la imaginación y trasladarse al pasado mientras visitamos los diferentes lugares que guarda.

Patio Trakai

El castillo cuenta con diferentes salas donde conocer su historia, como la sala de los tronos de los Grandes Duques, y objetos curiosos de la época medieval como armaduras, muebles, monedas o mapas. También encontrarás varios cuadros de Vytautas que te servirán para poner cara al gran héroe lituano.

El lugar donde están la mayoría de salas y objetos es la Torre del Gran Duque, a la que se llega cruzando el foso que la separa del patio exterior. La torre cuenta con una serie de pisos con distintas galerías y salas que acogen diferentes exposiciones.

La Torre del Gran Duque

Aunque fue interesante la visita interior y conocer algunos datos, si no eres amante de esto o vas con el tiempo justo, lo que más merece la pena es disfrutar de la preciosa panorámica del castillo Trakai bañado por las aguas de lago.

Si el tiempo acompaña también es buena opción alquilar una barca o patín, para explorar el lago y ver distintos puntos de vista del castillo. Las más básicas cuestan unos 6€ la hora, pero si no te apetece gastar energía pedaleando también hay barcos más grandes y tripulados que cuestan un poco más.

Vista aérea Trakai

Trakai y su huella caraíta

El castillo de Trakai no es el único atractivo del pueblo, esta localidad lituana guarda otra peculiaridad que merece la pena descubrir, y es que aquí todavía viven algunas familias caraítas. El caraísmo es una rama del judaísmo que, a diferencia de la rabínica (corriente mayoritaria) que da más importancia a la tradición oral, se la da a las escrituras. De hecho, este pueblo evitó la persecución nazi porque no los consideraron un pueblo judío como tal.

Durante el reinado de Vytautas, estas familias, que estaban siendo perseguidas en Crimea, se establecieron en Trakai con ayuda del duque para convertirse en su guardia y escolta.

Navegando en Trakai

Actualmente sigue habiendo población caraíta en este lugar, puedes observar su seña de identidad en las casas de colores que se encuentra en el pueblo, las reconocerás porque estas tienen tres ventanas que dan a la calle: una en nombre de Dios, otra de la familia y la última del Gran Duque Vytautas.

Pero la mejor manera de conocer su cultura es a través de la gastronomía caraíta probando las famosas kibinai, una especie de empanadilla que encontrarás en los restaurantes de los alrededores.

Dónde comer en Trakai

La mayoría de restaurantes de Trakai se concentran en las proximidades del castillo. Aquí tienes varias opciones para probar la comida típica de Lituania, pero te recomiendo buscar un local que sirvan también comida caraíta para que pruebes un plato exclusivo de Trakai.

Kybynlar Restaurant

Uno de los mejores locales para disfrutar de la cocina tradicional caraíta, los kibinai, unas empanadillas rellenas de diferentes ingredientes como pollo, cerdo, espinacas o queso.

Kibinai

Lo que comí: 3 kibinai (pollo, queso y espinacas) y una cerveza Svyturys

Precio: 11€

Tal y como pasa en el norte de Lituania, donde aparecieron miles de cruces en una colina como símbolo de resistencia, en Trakai se puede ver el recuerdo de su época de mayor esplendor y el que fue hogar del caballero que adorna el escudo nacional.

El castillo de Trakai

Aquí termina este post sobre mi visita al castillo de Trakaiun lugar que me encantó no sólo porque es imposible sacar mal una foto, sino por la historia que tiene detrás y el entorno natural que rodea al castillo. Si tienes prevista una escapada a los países bálticos te lo recomiendo, y si ya lo has visitado ¿qué te ha parecido?  wink

Si tienes cualquier duda puedes escribir abajo en los comentarios y te contestaré lo antes posible. ¡Ah! Y no olvides seguir mis viajes en Instagram , Facebook , Twitter o Youtube

AHORRA Y ORGANIZA TU VIAJE CON ESTOS ENLACES

Skyscanner post

Civitatis post

Seguro Mondo post

Guía Amazon post

Si tienes alguna duda, ¡pregunta en comentarios!