¡Hola viajeros! En este post os voy a hablar sobre la capital de la isla esmeralda, una ciudad perfecta para visitar en un fin de semana. Dublín destaca por sus pubs, parques, monumentos, museos y calles; un lugar que cada noche ofrece una oferta envidiable de música en directo y barriles rebosantes de cerveza Guiness. Aquí te cuento cómo puedes organizar tu viaje para ver la ciudad en dos días.

Qué ver en Dublín en 2 días

Dublín me gustó desde el primer momento, pese a que aquí el sol brilla por su ausencia, la simpatía de la gente y el ambiente que siempre hay en sus calles transmiten mucho ánimo y seguridad a sus visitantes. Además, Dublín es una ciudad perfecta para conocer a pie, agarra una cerveza y ¡empezamos!

Cómo llegar a Dublín

Para volar a Dublín desde cualquier parte de la Península la compañía irlandesa Ryanair es la forma más económica, puedes encontrar vuelos por 25€ el trayecto. Todo depende de las fechas en las que quieras ir y la antelación con la que reserves tu billete, utiliza el buscador de Skyscanner para encontrar el mejor vuelo.

Grafton Street

Una vez llegues al aeropuerto de Dublín, justo enfrente de la puerta de salida encontrarás la parada de autobús. Para llegar al centro de la ciudad puedes tomar el 747 por 6€ que tarda poco más de media hora en llegar a O´Connell Street, la avenida principal de Dublín cuyo nombre rememora a un líder irlandés que luchó por su independencia en el siglo XIX. El ticket del bus se compra en un puesto que hay al lado de la parada justo antes de subir, aquí te dejo la página de los horarios.

Día 1

O´Connel Street

Empezando por O´Connel Street, una de las avenidas más anchas de Europa, aquí destaca la Casa de Correos, emblemático edificio donde se proclamó la República de Irlanda tras la sublevación de 1916; y el Spire, una aguja de 120 metros de altura, construida sobre un antiguo monumento que fue destruido por un ataque del IRA (Irish Republican Army) y se ha convertido en uno de los iconos de la ciudad. Cerca de aquí se encuentra el río Liffey y el puente del medio penique (Ha´penny bridge) por el cual se puede cruzar (antiguamente había que pagar medio penique para llegar a la otra orilla, por eso su nombre) y seguir recorriendo Dublín.

Trinity College

El Trinity es la universidad más prestigiosa y antigua del país, a la altura de las mundialmente conocidas Oxford o Harvard. Fue fundada en 1592 por la reina Isabel I de Inglaterra, para evitar que los irlandeses estudiaran fuera del marco de la Iglesia anglicana. En esta universidad estudiaron destacadas figuras como James Joyce y Oscar Wilde; aunque actualmente estudiar aquí cuesta de 10.000 a 30.000€ al año, pero tranquilos verla es gratis.

Trinity College

Su edificio más impresionante es la Old Library, una biblioteca que cuenta con más de 2000 ejemplares tanto antiguos como nuevos ordenados por tamaño, imagina lo difícil que tiene que ser encontrar el que buscas. Además, alberga el famoso libro de Kells, un evangelio ilustrado de los más antiguos del mundo. Para entrar a esta sala si hay que pagar, nada menos que 12€.

Old Library en el Trinity College

Grafton Street

Esta es la calle más comercial de Dublín, vayas cuando vayas te la encontrarás abarrotada de gente paseando, de compras o escuchando música callejera. Aquí se encuentra también la famosa estatua de Molly Malone, que rinde homenaje a una mujer que vivió allí en el siglo XVII y que vendía pescado por el día y ejercía la prostitución por la noche. Cuando veas la foto te darás cuenta de la parte de la estatua que da suerte tocar.

Estatua de Molly Malone

Museo Arqueológico Nacional

Uno de los museos imprescindibles de la ciudad para conocer la evolución de la civilización irlandesa desde la llegada de sus primeros habitantes hasta la Irlanda medieval. No soy muy de museos, la verdad, pero siempre intento elegir los mejores para visitar y éste no podía faltar. El museo guarda una gran colección de objetos encontrados en los yacimientos arqueológicos del país. Además, importante, la entrada es gratuita y se pueden hacer fotos (sin flash, claro).

Nada más entrar verás que su sala central es espectacular, en ella puedes encontrar la mejor colección de objetos de oro de la Edad del Bronce y de Piedra de todo el mundo. Además de joyas y restos celtas, y por supuesto vikingos, su tesoro estrella son las momias de los pantanos, restos humanos momificados de la Edad del Hierro, que fueron sacrificios humanos y se conservaron por el ambiente casi anaerobio de los pantanos en los que se encontraron.

Momia del pantano en el Museo de Arqueología de Dublín

St. Stephens Green

Probablemente el parque más bonito de Dublín, además se encuentra en medio de la ciudad y llegarás cómodamente. Aquí puedes disfrutar de zonas verdes con muchos árboles y un gran lago lleno de cisnes y patos, que es atravesado por un puente de piedra. Ideal para relajarse un rato en la naturaleza pero sin salir de la ciudad.

St Stephen Park

Temple Bar

Uno de los barrios más antiguos y con más ambiente que debe su nombre a Sir William Temple. No te puedes ir de Dublín sin tomarte una pinta en algún pub de la zona, me arriesgaría a decir que es uno de los principales atractivos de la ciudad. Aquí la oferta para comer y beber es casi infinita, siempre está llena de gente, da igual que sea de noche o de día. En todo el barrio nos encontramos con los típicos pubs irlandeses donde se puede empinar el codo a casi todas horas y escuchar música en directo mientras no paran de rular las pintas de cerveza.

El pub irlandés más conocido es The Temple Bar, pero esta zona abarca una gran área de pubs que representan el corazón de la vida nocturna de la ciudad y que ha sido la cuna de grupos de música tan legendarios como U2.

Vida nocturna en Temple Bar

The temple bar es una parada obligatoria, el pub más emblemático de la ciudad siempre está a rebosar de gente y cuenta con un cartel de grupos que cambia cada día para ofrecer la mejor música en directo desde una de las esquinas del local. Aquí el precio de la cerveza suele ser más elevado que en los alrededores pero merece la pena disfrutar del ambiente, siempre lo más barato es la pinta de Guinness. Volví de Dublín enamorado de esa cerveza…

Día 2

Catedral de San Patricio

La Catedral de Irlanda, levantada en honor a San Patricio. El patrón de los irlandeses fue uno de los religiosos que introdujo el cristianismo en las Islas Británicas; su festividad se celebra el 17 de marzo, cuando toda la ciudad se tiñe de verde y tiene lugar uno de los desfiles más sorprendentes y famosos del mundo. Esta es la iglesia de estilo gótico es la más grande del país, puede ser visitada por unos 7€ o entrar en horario de misa, tú decides. En su interior se encuentran enterrados importantes personajes de la historia irlandesa. Aquí te dejo un enlace a su página oficial para ver horarios y precios.

Catedral de San Patricio

En esta ciudad te llamarán la atención varias cosas, sí cerveza en todos sitios… pero también que las puertas de las casas y edificios están pintadas de diferentes colores. Hay varias leyendas sobre esto, como que los colores ayudan a que los hombres que llegaban borrachos de los pubs no se equivocaran de casa, pero realmente es porque la reina Victoria de Inglaterra al enviudar mandó pintar todas las puertas del Reino Unido de negro en señal de luto, y sus “empáticos” amigos irlandeses decidieron darles algo más de color.

Christ Church

Otra curiosidad de esta ciudad es que puedes encontrarte con dos catedrales prácticamente en la misma calle, esto se debe a que la anterior es la Catedral del país y ésta, la Catedral de Dublín. Su entrada cuesta unos 7€, en el interior se pueden ver gran cantidad de coloridas vidrieras que dan algo de tonalidad al predominante gris de la fachada, también numerosas tumbas de nobles con historias muy curiosas. El mismo consejo ahorrador que antes, si aprovechas y entras en horario de misa la puedes ver gratis. Aquí te dejo el enlace a su página web.

Castillo de Dublín

Lugar que fue la antigua sede del Gobierno británico, pero que actualmente solo se utiliza para alguna celebración. Aunque su construcción data del siglo XIII este castillo está casi reconstruido en su totalidad, después de haber sufrido numerosos incendios, del antiguo castillo solo se conserva la torre central. Su patio se puede recorrer libremente, en él cabe comentar su característica estatua de la justicia, con muchos errores como que da la espalda al pueblo y no tiene los ojos vendados, esto se explica debido a que fue construida por los ingleses cuando gobernaban la isla. Página web del Castillo de Dublín.

También es parada obligatoria el precioso jardín que hay enfrente del castillo, con unas curiosas líneas que recuerdan a un laberinto. Sobre esta zona estaba la laguna negra, palabra vikinga de la que proviene el nombre de la ciudad de Dublín.

Castillo de Dublín

Guinnes Storehouse

El templo de la cerveza Guinness se ha convertido en la atracción turística número uno en Irlanda. En esta fábrica podrás aprender cómo se elabora la famosa cerveza negra a lo largo de sus 7 plantas repletas de información sobre la historia de esta bebida. Al final de la visita, en la última planta, podrás deleitarte con unas increíbles vistas de la ciudad a 360º desde el Gravity Bar mientras disfrutas de una pinta de cerveza recién servida.

Fábrica Guinness Dublín

La visita se reserva por Internet, se puede realizar guiada en inglés o por tu cuenta y tiene un precio de 17,50€. También se incluyen en algunas entradas una audioguía en español y sino cuesta 1€. El recorrido es muy interactivo, con muchos videos y campañas de marketing para conocer la historia de esta cerveza y sus ingredientes, empezando por ver el contrato de arrendamiento que firmó Arthur Guinnes durante los próximos 9000 años, un genio. También tienes la opción de aprender a tirar una Guinness y llevarte tu diploma de experto. Aquí tienes un enlace a la página oficial para hacer tu reserva.

Más para ver en Dublín

Si dispones de más tiempo en Dublín te recomiendo visitar el Phoenix Park, el parque más grande de Europa, donde puedes relajarte en el césped mientras ves pasar a los ciervos; y la prisión de Kilmainham (6€), donde estuvieron encarcelados muchos personajes que lucharon por la independencia de Irlanda.

Vistas de Dublín desde el Gravity Bar

Lugares para comer

Para probar la comida irlandesa lo mejor es entrar a alguno de los pubs de la zona de Temple Bar, pero si lo que buscas es un sitio para comer barato, el Moore Street Marquet es tu mejor opción. Si te gusta la tarta de zanahoria te recomiendo pasarte por The Bakery, buenísima.

Pinta de Guinness

Tours por Dublín

Si eres de los que te gustan los tours te voy a recomendar algunos de los más solicitados y con mejores valoraciones de la ciudad de Dublín:

Free Tour por Dublín. Estos tours gratuitos son mis preferidos para comenzar a conocer la ciudad, mi recomendación es que intentes ir a uno antes de empezar a explorar la zona por tu cuenta ya que aprenderás mucho sobre los lugares más importantes. Además son muy económicos pues solo le das al guía al final lo que creas conveniente según tu experiencia. Aquí puedes ver el itinerario de este tour.

Misterios y leyendas de Dublín. Este tour te descubrirá un Dublín diferente a través de sus muchos secretos y misterios que oculta la ciudad. El precio son 12€ y ambos son en español. Aquí puedes reservarlo.

Excursión a Belfast y la Calzada del Gigante

Si dispones de más tiempo en Irlanda hay muy buenas opciones para visitar uno de los parajes naturales más impresionantes de la isla esmeralda. Desde Dublín hay muchas empresas que realizan excursiones de un día para visitar la Calzada del Gigante, un lugar mágico cuya formación se atribuye a la pelea de dos gigantes.

Entre las opciones para hacer esta visita, yo la realicé con la empresa Get Your Guide. Aquí te dejo un enlace por si la quieres reservar, esta en concreto incluye una parada en Belfast (capital de Irlanda del Norte) donde podrás conocer de primera mano los conflictos que tuvieron lugar en la zona mediante un tour privado en un taxi negro. Además, también incluye la visita a un castillo utilizado en Juego de Tronos como las Islas del Hierro y podrás cruzar los famosos puentes colgantes de Carrick-a-Rede.

Calzada del Gigante

AHORRA Y ORGANIZA TU VIAJE CON ESTOS ENLACES

Skyscanner post

Civitatis post

Seguro Mondo post

Guía Amazon post

Si tienes alguna duda, ¡pregunta en comentarios!